El CES queda recortado y sin grandes asistencias debido a la variante ómicron