El turismo en Canarias se desploma